Seguridad vial: los 5 puntos cuestionables de la VTV | Inforepuestos

Seguridad vial: los 5 puntos cuestionables de la VTV

El 5% de los siniestros graves de nuestro país se producen a causa de problemas mecánicos en los vehículos, y realizar la Verificación Técnica Vehicular (VTV), prevista en la Ley 24449/94 (Ley de Tránsito), es muy importante porque tiende a disminuir la siniestralidad vial.

Pero Fabián Pons, Presidente del Observatorio Vial Latinoamericano OVILAM, describe cinco puntos cuestionables alrededor de la VTV:

  1. En primer lugar está la falta de uniformidad de criterios sobre los “cómo” y los “cuándo” se debe hacer la VTV en las distintas jurisdicciones del país que la exigen. Para citar un caso, en la Ciudad de Buenos Aires debe hacerse por primera vez cuando el vehículo llegue a los tres años o haya recorrido 60.000 km (lo que ocurra primero), mientras que en la provincia de Buenos Aires se debe realizar a los dos años de haber salido a la calle sin que haya indicación respecto al kilometraje.
  2. En segundo lugar se encuentra la laxitud con la que se realizan los controles en algunos de los talleres habilitados. De hecho hay muchos propietarios de vehículos que no están en buen estado que deciden ir a talleres muy lejanos a su domicilio, pero con la tranquilidad de que “ahí te la hacen fácil”. Hay talleres, y lo digo por experiencia propia, en los que ni siquiera se verifica los elementos mínimos de seguridad que se requieren para circular (matafuego y juego de balizas triangulares).
  3. En tercer lugar están las incoherencias administrativas y técnicas. Se supone que la RTO es el momento en el que se controla que los vehículos cumplan los requisitos mínimos administrativos y de seguridad para poder circular. Si es así, ¿por qué no se solicita la cobertura del seguro obligatorio, por ejemplo? o ¿por qué solo se le hace una simple observación a quien tiene vidrios polarizados en lugar de clasificarlo como “Condicional” y exigirle la inmediata quita de los mismos?. Demasiadas incoherencias en cantidad y calidad.
  4. En cuarto lugar se encuentra la queja de gran parte de los usuarios que ven a este tipo de controles como recaudatorios, ya que argumentan que los vehículos en gran medida se deterioran por el estado de las calles y rutas que no mantienen adecuadamente los mismos que obligan a hacer los controles vehiculares. Si bien el argumento es válido, hay que empezar a sanear nuestra triste realidad vial por algún lado.
  5. Ver la cantidad de vehículos de todo tipo y porte, en deplorable estado de conservación, que son una verdadera bomba de tiempo y pasan delante de las autoridades de control sin que nada suceda.

En conclusión, la VTV es muy necesaria pero se la debe hacer a fondo, siendo estrictos con lo que dice la norma, realizando los controles aleatorios previstos por la ley y sacando de circulación a aquellos vehículos que están poniendo en riesgo la seguridad del resto del entorno vial”, explica Pons.