Ford desarrolló una butaca que monitorea el ritmo cardíaco | Inforepuestos

Ford desarrolló una butaca que monitorea el ritmo cardíaco

[singlepic id=786 w= h= float=]

Los ingenieros de Ford desarrollaron una butaca de automóvil que puede monitorear los latidos del corazón del conductor a través de seis sensores especiales que se encuentran  embutidos en ella y que pueden detectar los impulsos eléctricos generados por el corazón.

Con este desarrollo queda inaugurada una nueva era de vehículos en los que la salud de sus pasajeros también será susceptible de ser monitoreada con el potencial, incluso, de salvar vidas.

Este proyecto se desarrolló en conjunto entre los expertos del Centro Europeo de Investigación e Innovación de Ford ubicado en Alemania y la Universidad Rheinisch-Westfälische Technische Hochschule (RWTH) de la ciudad germana de Achen.

La información recogida por los sensores, por ejemplo, es factible de ser analizada por expertos médicos o, incluso, por un software especializado de la computadora de a bordo. “Las posibilidades son enormes”, agrega el Dr. Achim Linder, ejecutivo del Centro Europeo de Investigación e Innovación de Ford,“desde conectarse a servicios médicos de emergencia y a los sistemas de seguridad de Ford, hasta proveer información sobre la condición de salud en tiempo real y alertar sobre un inminente inconveniente cardiovascular, tal el caso de un ataque cardíaco”.

La tecnología de sensor de butaca bajo desarrollo podría ser, inicialmente, una de las más beneficiosas para los conductores que conozcan la condición de salud de su corazón. Principalmente, para aquellos pertenecientes a los grupos etarios mayores, una porción de la población que crece  constantemente en todo el mundo.

En tests estáticos, entre 90 y 95% de los conductores probaron ser compatibles. En tests en movimiento,  quedó comprobado que es posible alcanzar un alto grado de precisión en la lectura cardíaca durante casi el 98% del tiempo transcurrido al volante, incluso en esta instancia  inicial  del desarrollo.