“No es un año para festejar, pero el futuro para el aftermarket es muy promisorio”. | Inforepuestos

“No es un año para festejar, pero el futuro para el aftermarket es muy promisorio”.

Fernando Palasciano, Gerente Comercial After Market de Fric Rot Argentina, conversó con Inforepuestos sobre el presente y futuro del mercado de reposición.

 

– ¿Qué evaluación hace de este año?

Este año es bastante distinto a los anteriores, ocurrieron muchas cosas que fueron cambiando el mercado, después de enero con la devaluación cambió toda la economía. Principalmente porque los productos importados sufrieron un aumento importante, y luego los productos nacionales también aumentaron debido a que mucha materia prima es importada. Y con el correr de los meses los productos nacionales terminaron sufriendo un impacto similar a los productos importados. Con el claro impacto en el bolsillo, el público sale a buscar no tanto “lo que quiere” sino “lo que puede”, y ahí es en cuándo sufren más las marcas líderes respecto a marcas que se posicionan por precio. Pero los argentinos estamos acostumbrados a estos vaivenes, es cuestión de acomodarse y esperar que la economía vuelva a crecer.

 

– ¿Qué estrategias lleva adelante Fric Rot para adaptarse a este contexto?

Hacemos alianzas con medios de pago para llegar al usuario y que pueda comprar nuestros productos. Por ejemplo con Visa cerramos acuerdos durante el año para que el usuario pueda pagar en cuotas. Y ahora estamos cerrando una alianza muy importante en estos días, con la misma idea: la de facilitar medios de pago para el cliente, incluso hasta 12 cuotas sin interés.

 

– ¿Cómo fluctuó la venta de repuestos este año?

Vemos que la cantidad de repuestos que hoy se está vendiendo es menor a lo que se debería estar vendiendo por la necesidad que el parque mismo debería tener, hay una baja de no menos de 20%. Eso es lógico que pase porque la economía está en un período de estanflación. Por otro lado, algo que fue inusual en los últimos años fue la venta de 0 Km; nunca existió en la historia del país la idea de considerar la compra de un auto como una inversión. La antigüedad del parque automotor pasó de tener 13 años, a 9 o 10 como lo tiene ahora, y al ser un parque más nuevo la gente, indudablemente, compra menos repuestos.

 

– ¿Cómo ve el futuro del aftermarket?

El auto que necesita del aftermarket es el que tiene entre 5 y 15 años de antigüedad, y hoy hay 1 millón y medio de autos (sin considerar utilitarios, pick ups, y pesados); la buena noticia es que, por el boom de la venta de autos de estos últimos años, para 2019 habrá 2 millones y medio de autos. Ingresarán al mercado de reposición a razón de 250 mil autos por año; el futuro para el aftermarket es muy promisorio.

 

– ¿Cómo es la competitividad en este contexto de inflación?

Nuestra balanza es positiva: exportamos a varias filiales de Tenneco en el mundo, Bélgica, Estados Unidos, Latinoamérica, México, Brasil. Aunque en los últimos años hemos perdido negocios con Estados Unidos por un tema de competitividad. Suponemos que en algún momento a los gobiernos les va a interesar que las empresas exporten y van a tener que encontrar alguna solución, si el dólar no acompaña la inflación para tener un producto competitivo, Argentina va a ser un país caro para exportar, hoy ya lo es. Fabricar un amortiguador en Europa es más barato que fabricarlo acá, en Estados Unidos pasa algo similar.

 

– ¿Qué opina de la política que lleva adelante el gobierno con el sector?

No hay una política clara, dirigida al sector aftermarket. Me parece bien defender a los fabricantes argentinos, pero es necesario permitir la importación de piezas que realmente necesitan abastecimiento. A veces vemos que hay decisiones que no acompañan las necesidades del sector, porque se permiten importar productos que en el país los fabricantes tienen capacidad ociosa en sus empresas, y no dejan ingresar productos que acá no se fabrican.