¿Cómo preparar el auto para salir de vacaciones?

¿Cómo preparar el auto para salir de vacaciones?

preparar el auto para las vacaciones

A continuación una guía de recomendaciones para tener en cuenta a la hora de salir a la ruta con el auto. Una guía completa de CESVI que tiene en cuenta desde los cuidados para el auto y la documentación necesaria.

  • Motor

Controle el nivel del líquido de frenos (debe cambiarse cada 2 años o 20.000 kilómetros), del aceite del motor (se deberá reemplazar entre los 8.000 y 10.000 kilómetros, dependiendo de las especificaciones del fabricante o, al menos, una vez al año). Si tiene dirección hidráulica, chequée el fluido. Además, corrobore si el nivel del líquido refrigerante y del agua del depósito son los correctos.

  • Neumáticos

Son fundamentales en la movilidad del vehículo y en la seguridad de sus ocupantes, ya que representan el punto de contacto con el suelo. Por esta razón hay que comprobar si el dibujo presenta la profundidad suficiente (1,6mm) para que, de esta manera, se agarre a diferentes superficies. Además, debe verificar el estado de la goma –fíjese que no esté cortada ni cuarteada – y colóquele la presión que sugiere el fabricante de su automóvil. No se olvide de verificar también la rueda de auxilio.

  • Alineación y balanceo

Recurra a un taller especializado para efectuar este control que es importantísimo para una conducción más cómoda y segura. Allí también podrá chequear el estado de la suspensión. Esto es importante para maniobrar correctamente, cuidar el desgaste de los neumáticos, para la estabilidad de los frenos y lograr un desplazamiento suave.

  •  Iluminación

Verifique que no haya ninguna lámpara quemada (en ese caso debe ser sustituida). También es conveniente revisar el correcto funcionamiento de las luces altas, bajas, direccionales, de posición y la baliza. Es recomendable limpiarlas en forma permanente durante el viaje en zonas de arena y tierra.

  • Ubicación de la carga

En el caso del equipaje, tome la precaución de que el peso sea distribuido correcta y equitativamente. En el baúl coloque los elementos más pesados lo más cerca posible del respaldo trasero y del piso, de manera de no alterar demasiado el centro de gravedad. Si con el baúl no le alcanza, puede utilizar el portaequipaje, que se ubica en la parte superior del vehículo. Es importante destacar que debe estar cerrado y que en el caso de frenadas bruscas o maniobras imprevistas puede traer alguna complicación.

Documentación necesarias para circular de acuerdo a la legislación de tránsito vigente, con los elementos y documentación que no deben faltar en un viaje.

Conductor:

Registro de conducir vigente al momento del control. La licencia debe corresponderse con el tipo de vehículo que conduce, la dirección actualizada y si el conductor requiere el uso de anteojos, que los esté utilizando en el momento en que es detenido en el control.

Documento Nacional de Identidad o Cédula de Identidad expedida por la Policía Federal, en el último caso, con fecha vigente al momento del control.

Vehículo:

Documentación

– Cédula verde del auto. Si se encuentra en vigencia, cualquiera puede conducirlo; si venció, sólo puede manejar el auto su propietario. Una buena opción es la cédula azul. No tiene de caducidad y permite que personas adicionales puedan conducir el vehículo, más allá del vencimiento de la cédula verde.

– Seguro del vehículo. Es obligatorio al menos poseer un seguro de responsabilidad civil (es la cobertura mínima para responder en caso de lesiones, víctimas fatales o daños a objetos debido a un siniestro con ese vehículo). Debe contar con la oblea que emite la empresa de seguros, sin necesidad de poseer un comprobante de pago de la misma. En la oblea tiene que figurar el nombre de la persona a la cual se le emitió la póliza, el vehículo con sus datos y la vigencia de la misma. Conviene tener a mano el artículo n°2 de la disposición N° 70/2009 de la ANSV, donde se menciona que “…la falta de portación del recibo de pago de la prima del seguro obligatorio por parte del conductor del vehículo, no podrá ser aducida por la autoridad de comprobación y/o constatación para determinar el incumplimiento de los requisitos para la circulación”.

– Última patente paga. Es obligatorio tener por lo menos el último comprobante de radicación del vehículo (o patente) pago.

– La Verificación Técnica Vehicular que es de carácter obligatoria a nivel nacional. Existe una exención para los autos radicados en la Ciudad de Buenos Aires (que aún no cuenta con las plantas habilitadas para realizar las verificaciones), en la provincia de Mendoza o en algunos municipios de provincias como Córdoba (a pesar de que en la Capital sí es necesaria). En toda la provincia de Buenos Aires, la ley 13.927 exige la realización del control técnico del vehículo. Entendiéndose que las autoridades de control pueden solicitar los comprobantes de realización de la misma. Si el vehículo de uso particular tiene una antigüedad de hasta dos años, está exento de la revisación.

En caso de que el auto posea equipo de gas natural comprimido (GNC), debe tener la oblea de control habilitante ubicada en un lugar visible.

Equipamiento de seguridad

Juego de dos balizas reflectivas triangulares de color rojo. En caso de detención forzada en una autovía, deben ubicarse detrás del vehículo a 75 metros y la segunda a 150 metros, una de otra.

Extintor de un kilogramo para los automóviles, que debe estar al alcance del conductor de ser necesario sujeto a un soporte metálico. Su contenido debe ser r ecargado una vez por año.

Opcionales (no exigidos por la Ley Nacional de Tránsito)

Botiquín de primeros auxilios.

Chaleco amarillo reflectivo.